Ballena galáctica

El anillo azul emitía destellos imitando el cielo nocturno. Era fácil sumergirse en aquel engarce mágico y trasladarse a su mundo intragaláctico. La tierra había desaparecido engullida por el mar. El azul del cielo se fundía en el agua y generaba perspectivas confusas, como si el océano también se hubiese tragado las alturas. Las ballenas surcaban las nubes con una facilidad asombrosa. Era imposible distinguir dónde empezaba un estrato y terminaba el otro.

(Continuará)

¿Tienes ganas de saber como continúa la historia? Suscríbete al blog y estarás y recibirás el aviso cada vez que publiquemos una entradas. Mientras tanto, puedes visitar nuestros perfiles en solitario: Ana y Nana.

¿Nos acabas de descubrir? Clica aquí si te perdiste el post anterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: